INFORMACIÓN ASTRONÓMICA AL DÍA

ERIS ES MÁS GRANDE QUE PLUTÓN

Cuando fue descubierto por un grupo de investigadores liderado por Mike Brown, el entonces 2003 UB313 pareció ser el ansiado décimo planeta de nuestro sistema solar, o al menos esa fue la esperanza de un buen número de científicos, especialmente estadounidenses (ver Astroseti: Posible décimo planeta).

”Eris_y_Dysnomia”
Éride y Disnomia (ilustración).
© IAU
(pulsar sobre la imagen para ampliarla)

Sin embargo, en realidad lo que inició fue una fuerte polémica sobre la definición de “planeta” que concluyó con un nuevo sistema de clasificación de objetos en el sistema solar y la consiguiente degradación de Plutón a la nueva categoría de “planeta enano” (ver Astroseti: Décimo planeta: más información y debate y también Resolución histórica: Plutón ya no es un planeta).

Pasó el tiempo y el 13 de septiembre de 2006 el nuevo planeta enano 2003 UB313, inicialmente apodado Xena por sus descubridores, fue designado oficialmente por la Unión Astronómica Internacional (UAI) como “Éride”, así también como su único satélite que pasó a llamarse “Disnomia”. El nombre había sido propuesto por Mike Brown y su grupo, y tuvo la aceptación unánime de la UAI.

La nueva denominación parecía ser muy conveniente, ya que en la mitología griega Éride era la diosa de la discordia y de la contienda, quien enfurecida por no haber sido invitada a la boda de Peleo y Tetis decidió incitar la envidia y los celos entre los dioses, lo que culminó en la guerra de Troya. Disnomia es hija de Éride y a su vez es diosa del desorden y del caos.

Pero a pesar de su nombre, en este caso Disnomia ayudó a aclarar las cosas. En efecto, desde su descubrimiento se estimó que Éride era un poco mayor en diámetro que Plutón, pero faltaba algo más (ver Astroseti: La luna del décimo planeta).
”órbita_de_Dysnomia”
Órbita de Disnomia alrededor de Éride.
© NASA/ESA/Mike Brown
(pulsar sobre la imagen para ampliarla)

Ahora, gracias al esfuerzo conjunto del Telescopio Espacial Hubble y del Observatorio W. M. Keck, la observación de la órbita casi circular del satélite alrededor del planeta enano permitió establecer con precisión su masa. Resultó que la misma es 1,27 veces mayor que la de Plutón, lo que convierte a Éride en el más grande de los planetas enanos. La circularidad de la órbita de Disnomia favorece la idea de que nació de la colisión entre Éride y algún otro objeto del Cinturón de Kuiper.

La densidad de Éride es de 2,3 gramos por centímetro cuadrado, similar a la de Plutón. Su diámetro ha sido medido en 2 400 kilómetros, ± 100, lo que lo hace un 4% más grande que el antiguo noveno planeta.
”planetas_enanos”
Los seis objetos más grandes del Cinturón de Kuiper.

Comentarios

q s esto

Añadir un Comentario: