INFORMACIÓN ASTRONÓMICA AL DÍA

CAMBIOS ATMOSFÉRICOS EN JÚPITER

Júpiter está sufriendo espectaculares cambios atmosféricos nunca vistos hasta ahora gracias al perspicaz “ojo” del Telescopio Espacial Hubble de la NASA.

Las turbulentas nubes de Júpiter siempre están cambiando debido a las perturbaciones atmosféricas que barren el planeta a centenares de millas por hora. Pero estas imágenes del Hubble revelan una transformación rápida en la forma y color de las nubes de Júpiter cerca del ecuador, abarcando una cara entera de su globo.

La atmósfera de Júpiter está dividida en cinturones oscuros llamados Bandas y regiones claras llamadas Zonas, todos ellos en la dirección de los paralelos. Las bandas y zonas delimitan un sistema de corrientes de viento alternantes en dirección con la latitud y en general de gran intensidad; por ejemplo, los vientos en el ecuador soplan a velocidades en torno a 100 m/s (360 km/h). En la Banda Ecuatorial Norte, los vientos pueden llegar a soplar a 140 m/s (500 km/h).

Cuando estos flujos contrarios actúan recíprocamente, aparecen las tormentas y turbulencias.





Entre el 25 de marzo y el 5 de junio, el WFPC2 del Hubble capturó imágenes de bandas enteras de nubes cambiando de color. Las zonas se han oscurecido convirtiéndose en cinturones y los cinturones se han aclarado y transformado en zonas. Los rasgos de las nubes se han alterado rápidamente en la forma y tamaño.

La imagen de la izquierda muestra una franja delgada de nubes blancas sobre el ecuador de Júpiter. El color blanco indica las nubes a altitudes más altas en la atmósfera de Júpiter. En la imagen de la derecha, el color blanco de la franja se ha oscurecido, indicando nubes más bajas en la atmósfera del planeta. La franja entera parece haberse unido con la que se encuentra por debajo de ella.





En la misma franja de nubes encima del ecuador, los pequeños remolinos en la imagen de la izquierda se han conformado en rasgos más grandes parecidos a una onda en la foto de la derecha. Dominando la franja una raya oscura que se parece a una serpiente. Esta estructura en forma de serpiente es en realidad una pequeña abertura en la cubierta de la nube, que permite ver a los astrónomos más profundamente dentro de la atmósfera.

Debajo de la región ecuatorial, las ocres “aletas de tiburón” invertidas en la imagen izquierda desaparecen en la foto de la derecha. Aparecen en cambio, nubes ocres con forma de lengua y con una corriente de remolinos blancos debajo de ellas

Estas perturbaciones habían sido observadas antes, pero no con la afinada resolución del Hubble. Los astrónomos observaron en los años ochenta la primera de estas perturbaciones desde telescopios terrestres. Otra importante perturbación fue observada a principio de los noventa, después de que el Hubble fuera lanzado al espacio. El telescopio, sin embargo, no disponía de la resolución suficiente (debido al defectuoso pulido de la lente) para observar las perturbaciones con todo detalle. Estas imágenes de gran calidad del Hubble pueden ayudar ahora a los astrónomos a entender como se desarrollan tales perturbaciones globales en Júpiter.

(Fuente: Astro Seti)

 

 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: