INFORMACIÓN ASTRONÓMICA AL DÍA

Observando el nacimiento de una estrella

"Las diferentes longitudes de onda de las luces que provienen del espacio se arremolinan como los arco iris en el agua formando un nuevo y etéreo retrato brillante de una región activa de formación de estrellas". De esta forma tan poética y técnica al mismo tiempo define la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) la imagen de una 'cuna' de estrellas que ha tomado un nuevo telesopio con tecnología conjunta de la NASA y del organismo europeo.

 

Imagen de la formación de una estrella tomada por un nuevo telescopio. (Foto: ESA).

La fotografía combina diferentes radiaciones, como rayos X, infrarojos o luz visible, y genera una amalgama de colores que aportan información importante para entender cómo llega una estrella a ser una estrella.

Esta imagen ofrece una interesante mirada hacia el interior de la región activa de estrellas en ciernes llamada NGC 346. Los científicos responsables del telescopio aseguran que revela información nueva sobre cómo se forman las estrellas en el Universo.

NGC 346 es la región de formación de estrellas más brillante de una galaxia enana que orbita la Vía Láctea a una distancia de 210.000 años luz. Es decir, a la misma distancia que recorrería la luz durante un tiempo de 210.000 años.

"Esta región de formación de estrellas es un zoológico astronómico", asegura Ditrios Gouliermis, investigador del Instituto Max Planck en Alemania y autor de una investigación sobre estas observaciones publicada en 'Astrophysical Journal'. "Cuando combinamos los datos procedentes de varias longitudes de onda, somos capaces de separar con detalle qué está pasando en las diferentes partes de la nube que forma esa galaxia enana".

Este descubrimiento contradice las creencias científicas anteriores sobre la formación de los cuerpos celestes. Según los investigadores, demuestra que tanto el viento como la radiación están relacionados con la formación de las estrellas. "Los resultados nos muestran que la formación de estos cuerpos es un proceso mucho más complicado de lo que creíamos y que implica mecanismos competitivos y colaborativos", dice Gouliermis.

 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: