INFORMACIÓN ASTRONÓMICA AL DÍA

ESPACIO

El gigante del Sur

Escrito por astroelche 06-12-2008 en General. Comentarios (1)

Se trata de una de las mejores joyas del cielo sur, como ilustra una de las últimas imágenes de ESO. Contiene millones de estrella este cúmulo globular, localizado a 17.000 años luz de la Tierra en la constelación Centaurus.

Omega Centauri por ESO

Con una magnitud de 3.7 Omega Centauri es visible a simple vista desde un lugar apropiado. Es de unos 150 años luz de diámetro y es el cúmulo globular más masivo de la galaxia.
La nueva imagen está basada en datos recolectados con el Wide Field Imager (WFI), montado en el telescopio Max-Planck de 2.2 metros en el Observatorio La Silla.

Omega Centauri (NGC 5139) ha sido observado a través de la historia: Ptolomeo y Johann Bayer lo catalogaron como una estrella. No fue hasta el siglo XIX que el inglés John Frederick William Herschel (el hijo del famoso Herschel descubridor de Urano), se diera cuenta que era, en realidad, un cúmulo. Los cúmulos globulares son uno de los grupos más viejos de estrellas que se encuentran en los halos que rodean a las galaxias como la Vía Láctea. Se piensa que Omega Centauri tiene unos 12 mil millones de años de edad!!

Recientes investigaciones sobre este gigante sugieren que hay un agujero negro de mediano tamaño en su centro. Observaciones con el Telescopio Espacial Hubble y el Observatorio Gemini mostraron que las estrellas en el centro se mueven a una tasa inusual, por lo que los astrónomos infieren que se trataría de un efecto gravitacional de una masivo agujero negro.
(Ver:"Agujero negro en Omega Centauri")

La presencia de este agujero negro abrió las sospechas de si Omega Centauri no sería, en realidad, una galaxia enana. Otra evidencia apunta a las varias generaciones de estrellas presentes en el cúmulo, algo inesperado en un cúmulo globular típico, que suelen contener estrellas de la misma generación.

Terremotos en estrellas

Escrito por astroelche 25-10-2008 en General. Comentarios (0)

En la superficie de las estrellas se producen oscilaciones, similares a los terremotos que tienen lugar en la Tierra, que están siendo útiles para que los astrónomos averiguen qué esconden en el interior estos lejanos astros. Detectar y analizar estos cambios es la misión del satélite europeo CoRoT, cuyos resultados se publican esta semana en la revista 'Science'.

Ha sido un consorcio internacional, en el que participan varias instituciones científicas españolas, el responsable de medir estas oscilaciones en tres estrellas cercanas al Sistema Solar.

Rafael Garrido, investigador del Instituto de Astrofísica de Andalucía (CSIC) y coordinador de equipo español, explica que el objetivo es el mismo que en la Tierra: "En nuestro planeta sabemos lo que hay dentro porque se estudian las ondas que lo atraviesan y se observan las diferentes zonas por la que pasan en función de la densidad. Es lo mismo que ocurre en las estrellas. En su superficie hay ondas, producidas por cambios en las temperaturas. Nosotros medimos las variaciones en la luz y podemos averiguar cómo es el interior".

El satélite CoRoT, situado en órbita a 800 kilómetros y que gira en torno al planeta, ha logrado medir con gran precisión estas ondas en tres estrellas y ha visto que estas variaciones son 1,56 veces más vigorosas que las que se producen en el Sol y que su granulación (que son las burbujas que forman los gases que hierven en el interior) es tres veces más fina.

Recreación del interior de una estrella. (Foto: CNES)

Recreación del interior de una estrella. (Foto: CNES)

"Son como ollas en ebullición en las que las ondas se propagan y se amortiguan continuamente. Así podemos saber qué hay en el interior de estas estrellas, que de momento siguen las mismas pautas que hemos observado en nuestro Sol", añade el experto granadino.

Garrido explica que el objetivo, además de la curiosidad de continuar desvelando misterios del Universo, es observar qué ocurre en otras estrellas, que pueden ser mucho más antiguas que el Sol, para saber por adelantado cuál será el comportamiento de nuestro 'astro rey' en el futuro.

 

Raro evento en un cuasar

Escrito por astroelche 23-10-2008 en General. Comentarios (0)

Astrónomos de la Universidad de Florida y de la Universidad de California, Santa Cruz, son los primeros en descubrir el comienzo de un enorme flujo de gas de un cuásar, es decir, el super brillante núcleo de una galaxia extremadamente remota aún en formación. El gas fue expulsado del cuásar y su enorme agujero negro en algún momento hace 10 mil millones de años, un increíblemente fugaz evento notado sólo por el afilado ojo de un universitario y la formidable convergencia de dos observaciones separadas.
Representación de un cuásar


"Fue completamente casual. De hecho, la única forma en que pudo haber ocurrido es a través del azar", indica Fred Hamann, profesor en Florida.

Los cuásares son núcleos extremadamente brillantes de galaxias muy distantes que, según se piensa, contienen agujeros negros supermasivos. El cuásar en cuestión -denominado J105400.40+034801.2- es de hace 10.300 millones de años (Corrimiento al rojo de z ~ 2.1)

Los agujeros negros en los cuásares son invisibles, claro, pero el material que es atraído hacia ellos forma un disco de acreción, fuente de la intensa luz de los cuásares. Parte del material cayendo hacia el agujero puede ser expulsado para formar enormes nubes de gas, fluyendo a una velocidad cercana a la de la luz. El gas del cuásar, en este caso, fluye a 93 millones de kilómetros por hora, según explica Hamann.

Mientras los astrónomos han observado la presencia de esas nubes de gas en otros cuásares, no se había atestiguado una formándose, hasta ahora.

Hamann indicó que el descubrimiento fue iniciado por Kyle Kaplan, estudiante de Santa Cruz que notó peculiaridades en el espectro que se había grabado del cuásar. El espectro fue recogido en 2006 como parte de un esfuerzo para estudiar las galaxias entre el cuásar y la Tierra.

Cuando Hamann y otros astrónomos cotejaron ese espectro contra otro de la misma región grabado en otro sondeo realizado en 2002, se sorprendieron al descubrir que no había indicaciones de la nube de gas.

"Así es como sabemos que esto apareció entre 2002 y 2006", explica.

Daniel Pogra, profesor de física en Nevada y experto en flujos de gas de objetos astronómicos, indicó que el descubrimiento fue muy afortunado.

"Los seres humanos no podemos monitorear directamente cambios en cuásares ya que tardan muchos varios años. Así, un descubrimiento de un cambio en unos pocos años es muy interesante. No es inesperado, pero las probabilidades son muy pequeñas".

"El hecho de haber visto uno aparecer en un período tan corto de tiempo significa que es una estructura de tipo volátil. Podría ser una fase evolucionaria o quizás un estadío de transición de una fase a otra", señala Hamann sobre el descubrimiento del flujo de gas del cuásar.

El hallazgo abre nuevas posibilidades de conocimiento sobre estos lejanísimos objetos tan brillantes.

"Una pregunta interesante en astronomía es cómo la evolución de los cuásares está relacionada con la evolución de las galaxias. La materia eyectada por los cuásares podría ser la clave para esta relación porque puede alterar o regular la formación de galaxias alrededor de los cuásares. Este hallazgo es una pequeña pieza de una historia que vemos ocurrir en tiempo real y lo que vamos a hacer ahora es seguir observando".

 

Tremenda explosión lejana

Escrito por astroelche 12-09-2008 en General. Comentarios (0)

Un grupo internacional de científicos con la colaboración del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA), perteneciente al CSIC, ha detectado el estallido de rayos gamma más brillante observado hasta ahora, producto de la muerte explosiva de una estrella remota.

 

El estallido, denominado 'GRB 080319B', se originó a tanta distancia que su luz ha tardado unos seis mil millones de años en poder ser observada desde la Tierra, según explica uno de los miembros de la investigación, Javier Gorosabel, del IAA-CSIC, ubicado en Granada.

El estudio, cuyas conclusiones se publican esta semana en la revista 'Nature', corresponde a una amplia colaboración internacional que ha permitido compilar datos de observaciones en todas las longitudes de onda. Con esto, se ha trazado la evolución del fenómeno mediante un novedoso modelo de 'double jet' ('chorro doble'), que atribuye el intenso brillo de este estallido a uno de los dos chorros de material que emanaba de la estrella y que apuntaba hacia la Tierra.

Los científicos observaban el estallido de otra estrella en el cielo ocurrido media hora antes, cuando casualmente captaron la luminosidad del estallido de rayos gamma 'GRB 080319B' que, de otro modo, no habría sido detectado.

El estallido 'GRB 080319B', una muerte estelar detectada el pasado 19 de marzo, es el fenómeno más energético del Universo observado hasta la fecha, y su intensidad ha sido tal que se ha podido observar desde la Tierra a simple vista.

Los estallidos de rayos gamma (GRBs, por su nombre en inglés) tienen lugar cuando una estrella muy masiva consume todo su combustible y carece de energía para compensar la fuerza de la gravedad.

En un proceso conocido como 'hipernova', su núcleo se derrumba para dar lugar a un agujero negro y de él emergen unos chorros bipolares que expulsan materia a una velocidad muy próxima a la de la luz.

Choques dentro de los chorros

El estallido de rayos gamma se produce por fenómenos de choque dentro de los chorros y, a medida que estos colisionan con el material expulsado por la estrella a lo largo de la vida, lo comprimen y producen lo que se conoce como 'afterglow' ('resplandor'), cuyo estudio permite determinar la distancia del evento.

Según Gorosabel, los GRBs son acontecimientos energéticos que funcionan a modo de "aceleradores de partículas naturales" y la energía alcanzada es altísima; la potencia de los estallidos de rayos gamma es comparable a la del recién inaugurado LHC, el acelerador de partículas más potente construido hasta el momento.

Tras el estallido de 'GRB 080319B', los científicos han desarrollado un novedoso modelo, el de 'chorro doble', para explicar el intenso brillo detectado, superior en 2,5 millones de veces al de la supernova más brillante observada hasta hoy.

Aparentemente, al morir la estrella como hipernova, de su núcleo emanaron dos chorros bipolares, como un faro contenido en otro, de los cuales uno era más estrecho y energético, y que los científicos pudieron observar debido a que el mismo apuntó directamente hacia la Tierra.

Los estallidos de rayos gamma se comportan como intensos faros cósmicos visibles a miles de millones de años luz de distancia.

 

Maravillas cósmicas

Escrito por astroelche 07-09-2008 en General. Comentarios (0)
Eta Carinae, una de las estrellas más masivas e inestables de nuestra galaxia la Vía Láctea, tiene un profundo efecto en su entorno. Descubierta en la región Pilar Sur de Carina Nebula, estos fantásticos pilares de gas y polvo brillante incrustados con nuevas estrellas nacientes fueron esculpidos por el intenso viento y la radiación de Eta Carinae y otras estrellas masivas.


Brillando de manera intensa en el cielo del hemisferio sur de la Tierra, la enorme Nebulosa Eta Carinae posee una distancia de 10.000 años luz. De todos modos, esta extraordinaria vista cósmica está oscurecida en gran parte por el polvo nebular y sólo es posible verla de este modo gracias a la penetración de la luz infrarroja del Telescopio Espacial Spitzer.
 
(NASA)